lunes, 12 de febrero de 2018

Que es Ser Mujer

Ser mujer es caminar por un duro y largo camino de superación o quizás de  fusión-unión (hombre y mujer = ser humano) de lo que por nacer con unos genitales ya nos han definido en que podemos y debemos ser y hacer.

Ser mujer no es ser igual al varón, sí es, tener las mismas posibilidades, oportunidades, aspiraciones, sueldo,…
Debemos y tenemos que ser iguales como seres humanos, con nuestra singularidades, haciéndonos visibles ante una sociedad que nos invisibilidad por cánones, prejuicios, creencia, ideas preconcebidas de cuál es el papel.
Nosotras somos más que es papel, nos hemos salido tantas veces de ese papel y lo seguiremos haciendo, sin tregua, sin descanso.

Todo esto es lo que nos hace ser más fuertes, conscientes, sabias,… esto es lo que sirve de inspiración a las futuras generaciones, a esa mujer maltratada, ha sea niña que sueña con ser todo aquello que esta sociedad le dice que no, que ella no puede, ni debe ser…

Ser mujer significa darle alas al mundo, inspirar un nuevo y asombroso mundo lleno de posibilidades, con alegría y encanto para enamoramos de la vida, con nuestra entrega de paz, de alegría y amor.

Para todo esto tenemos que confiar en el ser humano:
en algunas mujeres que no entienden, no ven lo bueno de nuestra lucha, de nuestra entrega, de los sacrificios que nos supone abanderar unos principios de sosoridad, de asertividad, de empatía, equidad,…
en algunos hombre que no quieren perder sus privilegios, que nos ven como machorras, que les asusta lo diferente, lo nuevo

Así elevaremos nuestro nivel de consciencia del ser humanos al máximo de sus posibilidades creativas, sin limitaciones de masculino, ni femenino, solo ser humanos con todos sus posibilidades y potenciales para la creación de un nuevo mundo de seres con sabiduría y alegría de vivir.

Coge mi mano y unámonos a las otras manos sin mirar que color, que religión, que creencias, si es hombre o mujer, que aspecto tiene, de que nacionalidad es, liberémonos, rebelémonos,  despertemos de este letargo, despertemos la inteligencia dormida, despertemos a la experiencia de una vida plena de deseos latentes para la construcción de ese mundo que soñamos.

Texto original de: Mª Asun Contreras




martes, 12 de diciembre de 2017

Mi Perfil 6 del Eneagrama

Comenzaré por aclarar que no hay ninguna persona que sea un perfil puro, porque desde el momento del nacimiento ya nos influye el medio.
Mi infancia estuvo marcada por una madre autoritaria, severa, y exigente para la que todo lo que yo decía o hacía , "estaba mal", a mí me costaba mucho ser yo misma y expresarme como era.
No me sentía ni apoyada, ni valorada, me sentía exigida, penalizada y rechazada, no entendía los dobles mensaje que recibía, esto me llevó a la falta de seguridad y de confianza en mí misma y en los demás. 
Mi figura de autoridad (mi madre) era ambivalencia en sus afectos, me atemorizaba y no podía confiar en ella, lo que provocaba que me sintiera traicionada por su manipulaciones, por sus engaños, esto creó un vacío. 
Delante de mi madre aparentaba sumisión porque tenía mucho miedo al castigo, a su rechazo, aunque me revelaba ante sus deseos.
Mi ambiente familiar era de muchas discusiones y peleas, que no me proporcionaba seguridad y del que huía, esto me hizo sentir que mi mundo era un lugar peligroso. 
También era un ambiente creativo (perfil 4), intelectual perfil 5), divertido y aventurero (perfil 7).
En este contexto genere un alto grado de ansiedad e hipervigilancia para anticiparme al "peligro". 
Debido a esta necesidad de anticiparme al peligro, tengo una gran capacidad de ver más allá de las apariencias y cuestionarme los supuestos que me llevan a otros puntos de vista. 
Por todo ello, no suelo fallar en las primeras impresiones de las personas, de los ambientes… debido a mi sismógrafo.  
Vivía en un ambiente en el que había dos equipos y éramos nosotros ( mi padre, mi hermano mayor y yo) contra ella (mi madre y mi hermano el pequeño).
Con este ambiente tan inestable e impredecible desarrollo la base de mi duda y mi necesidad de certeza, por esta razón preveo las cosas con antelación, los "y si…" "y los debería" me llevan a comerme la cabeza.  
Crecí con la duda en mi capacidad de satisfacer tanto a los demás como a mí misma, y me costaba decidir entre lo que "debería hacer" y lo que "quiero hacer" ya que mis propios deseo no eran tenidos en cuenta.
La duda me provoca ansiedad, y si pienso dudo, así que  hay veces que me lanzo.
Me cuesta confiar por mi falta de seguridad y confianza en mí misma, y a pesar de que desconfió, de pronto me dejo engañar totalmente en algo o por alguien, es fácil "que me la den con queso" soy muy inocente.
Desarrolle un alto grado de responsabilidad que me genero un alto nivel de culpabilidad, haciéndome sentir culpable de hecho y situaciones de las que no era culpable. 
La sensación de culpa y autoacusación está muy presente, así que antes de que me culpen me culpo.
La responsabilidad me lleva a tener un alto grado de compromiso.
He buscado la seguridad fuera de mí, en figuras de autoridad que no han llegado a proporcionármela.
Mi perfil es mental y aun así tengo una gran sensibilidad y emotividad.
Vivo mal las críticas por mis errores.
Necesito conocer las reglas del juego, los límites…
Necesito sentirme apoyada y aceptada.
Consulto a las personas en las que confió antes de tomar una decisión para aclárame y cerciorar de que mi decisión es la correcta, esto no implica que tomen las decisiones por mí.
No muestro mi inquietud, ni ansiedad.
Desconfió de las personas que no son claras, ambivalente, con dobleces.
Cuando me comprometo no me rindo hasta tener el trabajo terminado. 
Me considero una cuestionadora constructiva uso lo viejo como trampolín a lo nuevo. Con muchas ideas creativas, originales y buenas.
Estoy preparada para la resolución de problemas (con mucha capacidad de resiliencia ya que siempre me pongo en las peores situaciones o circunstancias). 
Me gusta saber y el conocimiento.
Me atraen las ciencias ocultas, la espiritualidad.
Me viene muy bien el trabajo corporal, el ejercicio físico, el movimiento corporal, hace que baje mi energía de la cabeza a mi cuerpo y siento mis  sensaciones corporales por eso practico el chi kung.

Mis mecanismos de defensa: escéptica, cínica, sarcástica, agresiva, y la huida.

Trabajo para disminuir mi neura 
Ser conscientes de mi miedo, dudas, inseguridades…
Ser conscientes mi agresividad, escepticismo, cinismo, sarcasmo, y de la huida.
Ser consciente de la gran cantidad de acciones que realizo para acallar la loca de la colina. 
Disminuir mi sentimiento de culpa, trabajando el perdón hacia mí misma y hacia los demás. La herida de la niñez: yo era inocente, y mi madre estaba traumatizada. No sentirme débil y no tener cargo de conciencia por las decisiones tomadas. 
Una constante en mi vida es balancear mis opuestos para conseguir el equilibrio: la lealtad y la desconfianza, la seguridad y la incertidumbre, el miedo a equivocarme que lo siembra mi duda y el valor de confiar en que puedo, en que soy capaz, en que valgo, y mi dependencia-independencia y dominación-sumisión.
Aumentar mi autoconfianza.
Mis ideas sanas
Confiar en mi misma me da fuerza, valor, seguridad y certeza para fluir en contacto con mi propio ser y con la vida de forma espontánea, amorosa y compasiva.
Como yo me equivoco no tengo derecho a juzgar a los demás por sus errores.
La verdad está en el contacto conmigo y con los demás. 

Virtud
Es la fuerza del coraje para enfrentarme a mis miedos, inseguridades, dudas,… y atreverme a ser, a mostrarme y actuar.

Cómo llevarse bien conmigo: Se directa y clara o directo y claro, escúchame atentamente. Valora mi trabajo, mi esfuerzo,… No desvalorices sus miedos ni me intentes tranquilizarme, provocas en mí más nerviosismo.

Lo que me gusta de ser un eneatipo 6: Mi compromiso, mi lealtad y fidelidad a la familia, a la amistad,... Soy responsable, idealista, directa, espontánea, honrada, compasiva, e inconformista. Enfrentar el peligro con valentía.

El perfil 6 se centra con el perfil 9
Mi compañero es un perfil 9 y en él encontró armonía y paz, disfrutando de su personalidad y aprendiendo a encontrar el lado positivo de las situaciones, disminuyendo así mis temores, ansiedades... 
Se descentra cuando va al perfil 3
Cuando me descentro voy hacia el 3 y me vuelvo hiperactiva, haciendo y haciendo, para ser la más leal y comprometida. 

Mis Alas

Perfil 7 Mi padre era un perfil 7, con él aprendí a disfrutar de la naturaleza, de los placeres de la vida, de la alegría de vivir. Era muy entretenido, divertido, y aventurero, siempre tenía planes y proyectos que llevaba a buen puerto, a mí también me gusta la aventura y tengo siempre planes y proyectos. Con este ejemplo procuro irme mucho a esta ala para disfrutar del momento presente.

Perfil 5 Mi hermano mayor  era un perfil 5, tenía un gran interés en saber y conocer en profundidad. Muy observador, analitico, practico y muy independiente. Todas estas cualidades son una parte muy importante de mi.
Yo suelo ir a esta ala cuando se producen en mi vida acontecimientos que me descentran, ya que necesito analizar para cargar de nuevo las baterías. 
Texto original de: Mª Asun Contreras




viernes, 8 de diciembre de 2017

Tracción

Que es Traición. 

Tracción es la falta que cométenos las personas cuando no cumplimos con la palabra, con el compromiso, ...
Traicionar es romper con un pacto hablado o escrito entre dos o más personas.
Traición es defrauda a la familia, a las amistades, a la pareja, a los grupos a los que se pertenecer, … y también cuando nos defraudamos a nosotras y nosotros mismos. Con la tracción no se respetar el vínculo, se vive como un elemento negativo ya que supone una pérdida de confianza.

La tracción quebranta los sentimientos de lealtad, fidelidad, compromiso, y atenta contra la confianza, la seguridad, el honor, el respeto, …
Provoca sentimientos de vacío, de soledad, de incertidumbre, de enojo, de rabia, de frustración, de desesperación, de desamparo, de culpa, de angustia, de tristeza, de dolor, y hace que nos queramos desquitar.

La característica común es el daño, el dolor, el sufrimiento que causa, las personas lo sufren a nivel psicológico, emocional, físico, económico, intelectual, laboral, por lo tanto, las implicaciones son muy variadas y diversas, y en algunos casos pueden estar implicadas varias.

La traición puede ser voluntaria o involuntaria, aunque las dos generan las mismas sensaciones, como un poso de profundo malestar en el corazón.
Esta es una sensación de pérdida, de ira mezclada con tristeza, y desazón que nos acompaña, posiblemente cada vez que lo recordamos, que lo vemos o nos hablan de tracciones parecidas.

La traición es un mazazo a nuestras expectativas, a nuestras creencias, a nuestras certezas, a nuestros valores, y a nuestra manera de vivir y de comprender la vida. 
Las personas tenemos expectativas de lo que nos deben ofrecer: nuestra madre, padre, hermanas, hermanos, familiares, pareja, hijas, hijos, amigas, amigos, la vida,

La traición es comprobar que han "violado" mi confianza, mi afecto, …

La tracción es un estigma que resulta difícil de superar, aunque no imposible, reparar el daño causado también es difícil pero no imposible, y ambas partes tiene que tener interés en reparar el daño y en perdonar y superar.



Para sana la herida:
Nos viene bien tomar un poco de perspectiva y tratar de evitar que la emoción tome las riendas de nuestras acciones.
La ira desatada destruye todo lo que pasa por su lado, incluso a nosotras y nosotros mismos.
Sanar lleva tiempo y no es un camino fácil.
Analizar en qué momento y en qué circunstancias se produjo la tracción, para tratar de comprender las decisiones y las acciones de esa persona.
Esto no significa que las justifiquemos, ni que estemos de acuerdo con sus acciones, solo nos ayuda a cuestionarnos nuestra postura, expectativas, creencias, ... y asumir la parte de responsabilidad que podamos tener en la circunstancia.
La reconciliación es una opción en ocasiones, aunque en otras no hay cabida para ella.
También ponemos en práctica nuestra capacidad de empatía, de ponernos en la piel de la otra persona.
Sería bueno preguntarse: ¿Queremos ser víctimas perenes de la alargada sombra de la traición o arriesgarnos a vivir sin resentimiento y en plenitud?
Si somos capaces de perdonar de corazón y con honestidad, el perdón se convierte en un regalo, cuando es un perdón activo no pasivo. Hay veces que igual hay que contemplar la posibilidad de que tengamos que perdonarnos a nosotras y nosotros mismos.
Una vez cuestionado todos los aspectos de lo sucedido, no rendirnos hasta alcanzar la tranquilidad y la serenidad.



El Perdón Activo consta de:
Análisis de la situación y los acontecimientos, planteándonos algunas preguntas:
¿De qué manera soy corresponsable de lo sucedido?
¿Cómo he podido contribuir a generar la situación en la que se ha producido la traición?
Aceptar mis sentimientos de rabia, ira, impotencia, …
Autoprotegerme, para no ser de nuevo víctima de un nuevo ataque.

Expresión explícita del perdón con ritos o diferentes maneras de expresar el mal causado, por medio de cartas, económicamente, disculpas públicas, donaciones, …

Pasos del agresor 
Reconocer que lo que hizo, causó daño u ofendió.
Sentir de verdad el daño que ha hecho, empatizar.
Análisis de la conducta.
Hay montones de razones por las que alguien decide hacer algo que causa daño, ninguna será aceptable para la víctima.
En consecuencia, no se trata de encontrar excusas a sus actos, sino de
definir un plan de acción concreto para que no vuelva a ocurrir y compartirlo con la "víctima". 
No se trata solamente de buenas intenciones, hay que establecer acciones, y han de ser concretas, en los tiempos y con los recursos necesarios llevarlas a cabo.
En resumen, es preciso comprometerse con llevar el plan adelante.
Los pasos anteriores han de ser compartidos por la víctima y han de comunicárselo para que la petición de perdón sea explícita y llegue, demostrando que no son palabras vanas, sino que están articuladas en un plan y en un compromiso de lucha por la relación.
Realizar un acto "simbólico" en el que se pida perdón a la "víctima" es importante para que el perdón quede muy claro.
Restituir el daño causado.
No sería de recibo pedir perdón y quedarse con las ventajas que se han obtenido de la ofensa.

Traición, también es violar mis propios derechos, de amor, de felicidad, de serenidad, de seguridad, …

Frase:
Si me traicionan una vez, la culpa es de la otra persona, pero si me traicionan dos veces, es mi culpa.
No hay traición si no hay confianza
No te puede traicionar las personas de las que no se espera nada.
Toda confianza contiene vulnerabilidad y riesgo.
La confianza se construye y se reconstruye con hechos, no solo con palabras.
Hay siempre una lección de vida en cada traición. Edmond Mbiaka.


Texto de: Mª Asun Contreras


martes, 21 de noviembre de 2017

Violencia de Genero

Volar
La Paloma vino a traerme un mensaje que tenía que VOLAR

Emakunde está presentando por todo Euskadi el documental Volar, una cinta dirigida por Bertha Gaztelumendi, en la que nueves mujeres de muy distintas clases y con un pasado de violencia de genero relatan sus experiencias y su recorrido para salir y superar dicha situación.

La puesta en escena son bellos paisajes de los alrededores de un caserío, así como una muy cuidada y seleccionada música, que a pesar de los duros testimonio transmite una sensación de serenidad.
Es un canto a la ESPERANZA.

Hay algunos elementos simbólicos: el número nueve que representa las mujeres como un final, terminación, la vuelta a la tierra “Gea”, la hoguera del final donde las mujeres quema la violencia vivida, las malas energías, … La paloma limpieza espiritual, Espíritu Santo.

La violencia de género no es algo simple, toca muchos aspectos tanto privados como públicos o sociales, lo que hace muy o más difícil el abordaje.
Hay un montón de tipos de violencia de género, y algunos son tan sutiles que no somos conscientes de ellos. Es más difícil sanar el maltrato psicológico que físico.

Entre los aspectos privados, destacar que la visión de los miembros (pareja) es muy diferente.

Los hombres tienen que plantearse que ciertos comportamientos, que ciertas palabras, que ciertas expresiones son violencia de género, ya que lo tienen muy interiorizado, son unos privilegios que los tiene desde hace muchos siglos y una parte de ellos a veces todos ni se los cuestionan.
La sociedad e incluso algunas de nosotras o quiza todas no somos conscientes, las vemos como normales, las tenemos muy interiorizadas.

 Las mujeres  nuestra parte tenemos ciertas carencias o ilusiones que también nos las han inculcado desde hace siglos, a saber:
El Mito del Amor Romántico, le quieres tanto, le necesitas tanto...
La Dependencia tanto Emocional como en algunos casos también Económica.
La sumisión es otra cosa a revisar y cuestionarnos.Todo esto nos genera unos Sentimientos de Miedo, de Culpa, de Vergüenza, y ayuda al maltratador a aislarnos y ser más dependientes de él. Nos da vergüenza hablar con la familia, con las amigas. No nos sentimos apoyadas, estamos perdidas y asustadas.
La depresión es otra de las consecuencias de estas situaciones e incluso se puede llegar a pensar en quitarte la vida.
Por si todo esto fuera poco se nos junta el mayor de nuestros problemas las hijas e hijos por darle un padre lo sacrificamos todo, hay veces que lo que más queríamos proteger a nuestras hijas e hijos, hasta que caemos en la cuenta que es la mejor razón para dejar esa relación. Los hijos también pueden maltratarte como el padre maltratador, puesto que copian los roles, y las hijas repetir unas relaciones de maltrato. Las hijas e hijos que han crecido en un ambiente de violencia de genero tiene más posibilidades de repetir los rolles aprendidos.


Los aspectos públicos, sociales, de justicia.
Como ya he comentado anteriormente nos aislamos, aparentamos que todo va bien, callamos, sufrimos y lloramos en silencio, …
La justicia no nos cree por más pruebas que llevemos, ellos no necesitan pruebas solo su palabra.
Para colmo ¿Por qué tenemos que trasladarnos nosotras?
La sociedad nos victimiza, y cuando hay una muerte, “si era muy majo, parecía que estaban muy enamorados, llevaba a los niños al cole”, …
¿Que es lo que estos vecinos y amigos no se molestaron, o no se percataron en ver? ¿Qué pasaba de puertas para adentro?
A los políticos no les interesa hablar de la desigualdad de género ya que esto no vende en las elecciones.
Esto es un proceso largo y duro que cada mujer lo va gestionando como puede, igual denuncia, pero luego quita la denuncia, … ya que los sentimientos de miedo, de culpa, de vergüenza puede superarla en muchos y/o en algunos momentos.
Nos ha costado mucho llegar a puestos de poder en las instituciones, … y cuando nos encontramos con jueza, fiscalas, etc. Nos hacen muy falco favor no están educadas en sororidad, les cuesta empatizar, prejuzgan… queremos, necesitamos aliadas.
Es duro denunciar a tu pareja cuando le quiere, está enamorada y además es el padre de tus hijas e hijos. Esa persona no se muestra violenta desde el primer día, además cuando estás ahí no lo ves.
Denunciar implica plantearse muchas cosas.
Nadie te puede ayudar ni sacarte de esa situación si tu no quiere.


Tenemos una gran labro por delante, empezado por la educación en casa y en las escuelas y los colegios desde las primeras edades.
Para educar a mis hijas e hijos tengo que estar empoderada y que mis hijas y mis hijos vean que mi pareja me respeta y que no tengo una dependencia emocional ni económicamente, que soy autosuficiente, y que tengo una buena a Autoestima para saber quererme y valorarme. Estoy empoderada para saber que tengo el poder de no comprar los bienes de consumo que no me desvaloricen, que no sean clichés, ni estereotipos, que los anuncios no sean degradantes….

Cada una de estas mujeres encontró su manera de dejar fluir su ira, su rabia, su dolor, su frustración, … escribiendo, pintando, siendo muy muy valientes y poniéndose delante de una cámara para dejar este testimonio con la esperanza de que sirva de ayuda a otras mujeres que estén en situaciones parecidas, para que no se sientan bichos raros, solas, aisladas, victimizadas, …
Texto original de: Mª Asun Contreras 





sábado, 2 de abril de 2016

Lideresas Proactivas



Ser Lideresa proactiva significa tomar la responsabilidad de mí propia vida y no dejar que nada ni nadie tome decisiones por mí.
Ser lideresa es una decisión y conlleva una actitud frente a la vida, a mí vida.

Que se necesito:

Necesito unos principios, unos valores: sororidad, una actitud de esperar paciente y confiada, que me permita pasar por el proceso de maduración hasta que fructifique el embarazo, la creatividad,… ya que esta actitud esta conectado con la receptividad que es la voz del alma.

Tener buenos hábitos: que me inspiren, me motiven, de relaciones, que me hagan feliz, escuchas activa, de salud y alimentación, meditar, visualizar,…

Resiliencia capacidad para sobreponerse a situaciones adversas, y de aprender a afrontar positivamente. Ejercitar la habilidad de seleccionar mí respuesta ante cualquier estímulo o situación.

Motivar y estimular a los demás dando lo mejor de mí misma.

Desarrollo y adaptación a las diferentes condiciones y entornos, así como el manejo adecuado ante los cambios, obstáculos y nuevos retos y desafíos.

Desarrollo de la capacidad para subordinar mis impulsos a mis valores (revisarlos).

Equilibrar la espera pasiva, de ver que pasa y la de actuar compasivamente.

Saber analizar lo que se puedo controlar y lo que no, concentrar las energía en las áreas de control.

Saber que mis elecciones han de ser consciente, basadas mis valores y principios, no en las condiciones en las que me encuentro.

El compromiso conmigo mismas, con vosotras y con los demás, junto con la integridad con los mantengo, ya que es ahí donde reside la esencia de mí crecimiento.

La motivación en buscar de nuevas cosas, opciones, información, oportunidades,… que sean practicas y encaminadas a cambios y acciones positivas.
La motivación enfocada a los objetivos y no a las personas.
La motivación e implicación de mis retos y objetivos, así como la de todos los miembros.
La motivación va acompañada de la perseverancia y persistencia en todo esfuerzo, así como premiar y recompensar o valorar, mis esfuerzos y los de los demás.
La motivación también necesita de la constancia y dedicación, primero hacia mí, para ser una mejor versión de mi misma, y luego hacia los demás.

Fomentar la receptividad a las diferencias, viéndolas como oportunidades para encontrar múltiples soluciones, o puntos de vistas, acuerdos,…

Aceptar que sobre mis ideas, pensamientos, opiniones hay muchas otras formas de ver y hacer.

Fortalecer el optimismo alejando el miedo a cometer errores para incentivar la toma de decisiones.

Confiar en mi, en los demás y en la vida, ya que no dejamos de aprender de la vida, de las personas y situaciones,… todo nos enseña.
Emprender la acción sin miedo a la aventura pese a la inseguridad.

Desarrollo apropiado de la comunicación, con un lenguaje integrador, asertivo, proactivo, positivo, inspirador, con criticas constructivas y no reactivo. Comunicaciones escrita eficientes y eficaz. 

Abrir espacios a la creatividad, la curiosidad, iniciativa, innovación,…para poder mejorar como seres humanos.

Desarrollar una visión amplia, junto a la magia de pensar en grande.

Desarrollo de la afectividad, la intuición, la percepción, la receptividad, ductilidad, paciencia, resistencia y aguante.

Desarrollar la armonía, la cooperación y la colaboración entre las partes, junto con la generosidad.

Desarrollar el respeto por el entorno y la conciencia de ser parte de él, y estar en contacto con la naturaleza y con la vida.

Desarrollar el cuidado hacia mi misma y hacia los demás, el apoyo o ayuda, la protección del débil o desprotegida.

Desarrollar la inteligencia emocional la inteligencia del corazón estando en contacto con la música, danza, literatura, poesía...

Desarrollo de las capacidades de planear, planificar, organiza, estimular, persuadir, delegar, comunicar, escuchar, dirigir, ejecutar, revisar, y supervisar.

Texto original de: Mª Asun Contreras 


miércoles, 2 de diciembre de 2015

Contribución de las Mujeres en la Economía Sostenible

Ha sido todo un privilegio tener la ocasión de que hoy nos diese una magistral charla el Catedrático Roberto Bermejo Gomez de Segura.

No solo nos ha hablado de la Construcción de Economía para el Bienestar, sino que a tenido la deferencia de compartir con nosotras y nosotros parte de su propia historia personal.

También nos ha dado su particular forma de ver y de entender cuál es su propósito en su vida, y ha ido aún más allá hablando de lo que algunas y algunos llaman o llámanos “Dios, Energía, Ente,…” y de cómo entiende que somos más que esta encarnación, este ego, o esta mascara como él mismo ha dicho.

Me encantado la sensibilidad que a demostrado hacia el genero femenino, valorando nuestra intuición, empatía, y unas raíces o conexión mucho más cercana a la “Madre Tierra” que el genero masculino, y la importancia de que la mujer este “bien” a la hora de educar

Ha dado muchos datos sobre porque no podemos seguir manteniendo este sistema económico capitalista, del cuál los más perjudicados son los eslabones más débiles, dicho de otra forma las sociedades más empobrecidas o menos desarrolladas y el genero femenino por la desigualdad de rentas,...

Me resulta chocante oír hablar a un hombre de acabar con la discriminación de genero, no porque no los halla sino porque no son muy visibles.

Otra de las muchas joyas que nos ha dejado, es entender que no somos la especie dominante, sino que somos una especie más, todo un paradigma en estos momentos que no somos ni capaces de dar asilo a las personas que vienen de sus tierras desbastadas por nuestra propia colonización, guerras, hambrunas,…

Todo lo podemos justificar con ese maravilloso cerebro que es capaz de justificar lo injustificable, y él también nos dice que vamos a acabar con el problema.

Ya que este cerebro no nos va ayudar, solo nos queda dar el salto cuántico como muy bien nos ha dicho Roberto, el salto a la consciencia, unas cuantas perlas de lo que esta compuesto la consciencia es: el contacto con la naturaleza, el silencio, la empatía, la intuición, la ecuanimidad,…

Este es el nuevo paradigma científico impulsa la evolución hacia la consciencia.


La conclusión es que tenemos que crear comunidades sostenibles desde núcleos relativamente pequeños y intercomunicados, que es el concepto de la propia vida, de la existencia de las galaxia hasta un grano de arena.

Todo esto me ha hecho retrocede al maravilloso 25 de Noviembre, el día empezó con un Cine Fórum con la película Caramel, magistral película donde un grupo de mujeres se unen, se apoyan, comparten, como buenas socias de la vida, y cada una por su parte tienen sus propios sueños, obligaciones, necesidades,…

El día acabo con la no menos magistral charla de Marcela Lagarde, que dijo que éramos su Socia de la Vida

Igual estas Socia de la Vida no me sirve para ir a comprarme un vestido; seguro que sí me sirve para levantar mi animo cuando el camino sea demasiado duro, y ahí van a estar yo también estaré para ellas.

Los ecosistemas de los que el magistral Catedrático Roberto nos ha hablado hoy son más partica ya que se trata de agricultura ecológica, reciclaje de basura, energía renovable,… todo ello en pequeñas comunidades conexionadas.

Marcela Lagarde también hablo de estos ecosistemas, solo que los nombres cambian, hablamos de Empoderamiento de la Mujer, de Asociaciones de mujeres y de hombres que se impliquen en un cambio de lenguaje, en un cambio de la sociedad, en un cambio de consciencia,….

Todos Microsistemas o Ecosistemas Ecológicos Sostenibles Conexionados, con un Lenguaje no Sexista, en Sororidad, Empoderadas en la Ecuanimidad.  

Texto original de: Mª Asun Contreras