martes, 19 de mayo de 2015

Mi experiencia con un Perfil 7


Nació en 1921 de padre maestro y madre dedicada a las labores de la casa. Era el tercero de cuatro hermanos, tres chicos y una chica.

En cosas de pocos años pierde a su hermano el pequeño, a su madre y a su padre.

Pasa por la guerra civil siendo un adolescente, con todo lo que supuso de hambre, miseria, horrores,…

Va a la  mili con dieciocho años y pase en ella cuatro o cinco años, nacido en lo que hoy es Euskadi, y habiendo sido los vencidos no son ni muy bien considerados, ni tratados,  lo que cuenta lo desdramatiza, las historias que ve y vive hace anécdotas agradable, incluso divertidas. También dramatiza otras historia de su vida para poner más gracia o quitar hierro al asunto.

Los tiempos de posguerra fueron duros con escasez de trabajo,…
No es un hombre de quejas, ni de reproches.

Cuando consigue una estabilidad económica después de trabajar en diferentes oficios, como en una parada de taxis con su hermano, se enamora y quiere casarse, pero su hermano quiere que se case con otra mujer, él se niega y su hermano le deja sin recursos económicos, él ya había pagado la entrada para un piso, la boda se tiene que aplaza unos cuantos meses, esto da mucho que hablar.

Las cosas e historias que cuenta que le han pasado, aunque estuviera en peligro, o a puertas de la muerte tiene la capacidad de darlas la vuelta, cuando las cuentas las personas se contagian de su vitalidad,  de su sentido del humor.

Saca a delante, a una familia de tres hijo.
Trabajador, responsable, comprometido.

Como buen aventurero que es se lanza a distintos cometidos como abrir una zapatería, tener un hotel, construir una vivienda de dos plantas y cuatro casa, dibuja bien y diseña, tiene un almacén,…

Pierde a su hermana y a su cuñado e intimo amigo, por una mala combustión del calentador de agua y poco falto para que él y su hijo vuelen por los aires.

Con el trascurso de los años vuelve a hablar y tener una relación con su hermano.

En sus últimos años de vida pasan por una neumonía, por la amputación de una pierna, y un cáncer de plumón que finalmente acaba con su vida.
Aún con todas estas mermas y enfermedades en su calidad de vida él siempre tenia su mejor chite, su mejor sonrisa, sus mejores planes, buenas palabras,….

Su mujer destacaba que nunca había tenido que meter a su marido en la cama por llegar a casa borracho, ya que era un hombre de alterne, txikitero.
Otra cosa que también mencionaba con frecuencia es que cuando lloraban sus hijos por la noche, era él el que se levantaba de la cama para atenderlos.

Era un hombre con gran amor por la naturaleza y gran cazador, aventurero, dispuesto que la vida le sorprenda, con mucha confianza y muy positivo, siempre activo, con planes y proyectos, emprendedor, con un gran sentido del humor, cuando daba su palabra la cumplía, siempre estaba para las personas que le necesitaban, no negaba ningún favor ( gran generosidad), no le gustaba estar enfadado con nadie y no podía estarlo por mucho tiempo, tenia una gran conexión con la belleza y la armonía, creía, era católico practicante a su forma y tenia fe en algo superior, como padre no era nada estricto, ni rígido, te daba libertad para hacer, para ser, era un gran anfitrión, generaba calidez, seguridad, confianza,…

Era optimista, simpático, gran planificador y organizador, tenia una gran fantasía practica, amante de la lectura, del cine, del dibujo, le gusta la música y cantar, gran recolector de setas, amante de animales y niños a los que entendía muy bien.

Él era AGUSTIN CONTRERAS mi padre y estas son algunas de las grandes cosas que me dejo como herencia: el compromiso, el amor por la naturaleza, la lectura, el cine, la fantasía, soy agradecida, la planificación, organización, la belleza, la armonía, la paz, la generosidad, el valor de la amistad, buena anfitriona, mi palabra, la fe y la esperanza,…  junto a su gran amor que me lo demostró hasta el ultimo instante de su vida.


Texto original de: Mª Asun Contreras



lunes, 8 de diciembre de 2014

BELLE

Película muy interesante que trata de los derechos humanos: 

El racismo y comercio de seres humanos, en el caso de la película la referencia es la raza negra, yo en cambio pienso en la cantidad de mujeres, niños e incluso hombres que hoy en día se ven en estas circunstancias; se puede pensar o habrá quien piense que la película refleja una época determinada y que ahora eso ya no ocurre, craso error

También hay muchas referencias a lo limitadas que hemos estado, y yo diría que aún estamos las mujeres, para tomar decisiones sobre nuestra propia vida, y las dificultades y obstáculos que encontramos cuando lo intentamos, si es que podemos o nos atrevemos, y esto también es real en nuestros días.

¿Cuando perdimos nuestro poder de decisión? ¿Lo tuvimos alguna vez?

Hay otro tema que solo se deja intuir, es el hecho de que tod@s tenemos unos derechos, y para poder tener acceso a eso derechos inexorablemente hay que meterse en procesos judiciales con el coste que ello conlleva y sin ningún tipo de certeza de que esos derecho sean cumplidos. Si son derecho ¿por qué pasar por todo ese gasto de recurso?

Hay mucho más que desgranas y seguramente me haría muy pesada, así que paso a la película.

¿La madre de Belle se acostó por amor, por miedo, por obligación,…?
¿Cómo y que relato hubiera sido de habré sido un niño en vez de una niña? El tío acoge a la niña no de muy buen grado, porque el padre la ha legitimado así que tiene unos derechos que el tío tiene que admitir, y el hecho de que podía ser la compañera de juegos de su otra sobrina son las dos cosas que le hace dar el paso.

¿Por qué un padre que quiere tanto a su hija, la deja al cuidado de parientes? ¿Donde estuvo el padre durante los primeros años de Belle? La niña no le conoce.

Se ve obligado a dejarla por su posición, el deber,… ¿o por qué es más cómodo utilizar esas “cosas” para eludir su obligación de padre?
¿Es algo de la época, que relata la película? ¿ Hoy en día se da?
Parece que los hombres tienen otras obligaciones y deberes que cumplir.  ¿Las mujeres? No y si lo hacen son malas madres. ¿Las madres son buenas, cuántas, todas? ¿Cuántos hombres, y cuando y por qué se ven obligados? ¿Cuantos son malos padre, todos?

Parece que las madres son las encargadas de los menesteres de la crianza. Podríamos decir que hoy en día si que están algo más implicados los padres. Como en toda generalización no se puede generalizar valga la redundancia, porque algún@s se salen de la norma.

Revisar la idea o las ideas que se tiene de lo que es padre y madre y de lo que es “bueno o malo”
Revisar como son y han sido nuestros padres, y pensar en ell@s como seres humanos con sus defectos y virtudes, desmitificar la idea de perfección que tenemos de ser padres.

Siguiendo con la película, para la época es una familia atípica, un matrimonio que adopta a dos sobrinas una de raza blanca y otra negra, que las crían con todos los privilegios y comodidades de su clase acomodada, y a la vez una de ella con las limitaciones propias de  su color, y de las normas de etiqueta, educación,…“cenar con los sirvientes”…etc.

Con que ligereza se repudia  a una hija legitima y se la deja sin posesiones, sin su herencia, sin posibilidad de matrimonio, sin nada. Como legitima hija tiene sus derechos ¿y? ….

Que piensa esa niña que ha vivido en unas condiciones no tan acomodadas, cuando es dejada por su padre en esa mansión con esos cuadros colgados de las paredes, donde se ve a negros como ella, pintados como trofeos,…

Belle pierde todo las enseñanzas que su madre le hubiese dejado como legado, no sabe ni peinar su pelo hasta que una sirvienta negra se lo enseñas, aunque al principio la mira con recelo, extrañeza,… luego será su cómplice.

A las ordenes de su “padre” entra a trabajar un joven de origen humilde. En una de las conversaciones que tienen, él se da por ofendido por las palabras de Belle, debido a que los orígenes del joven son humildes, en cambio es  Belle la que reconoce que ella no es humilde, sino que es menos que humilde, es negra. Que delicada es la autoestima.

Frase: Que valor tan alto damos a nuestro honor puesto que ningún hombre se deshace de su carga, (aunque la carga sean seres humanos), que son tirados por la borda encadenados.

El “padre” de Belle le dice que es muy querida y muy amada. ¿Cómo  y se puede ser, muy querida y amada cuando no se le otorgan los mismos derechos y trato que a los demás?

Me sorprende la pasividad de Belle ante la violencia y agresividad de su futuro cuñado. Quizás si arma alboroto hubiese llevado las de perder por ser negra y vivir como una “privilegiada”, no se tengo dudas, ya que esto y mucho peor es algo que es frecuente en nuestros días, y nos dicen que denunciemos, que nos defendamos, que huyamos, para mi todo es muy contradictorio y confuso y todo tiene sus riesgos.

Frase de Belle a su prima: Acabaras pobre o con el corazón roto.
Hay mujeres que tienen una tendencia a mantener, o relacionarse con hombres “que les dan un mal trato “ Hoy en día también es una realidad.

Sin actividad y recursos económicos, con una dependencia emocional, por miedo a la soledad, por seguir los rolles tradicionales, por nuestra propia falta de poder y de autoestima,… para mantenernos somos y seguimos siendo “propiedad de los hombres”.

Casamientos con iguales, en esa época no estaba bien visto casarte con alguien de estatus inferior al tuyo, a no ser que como en el caso de la prima de Belle, que tengas una posición pero no tengas una dote que ofrecer al marido. Hoy a mejorado algo esto, aunque también depende de donde nazcas.

Los casamientos de iguales son en los que ambas partes tienen sus recursos económicos y emocionales para mantenerse sin necesidad del otro y/o de otros y los derechos y obligaciones son para ambos iguales, confió en que existan muchos.

No se le puede poner precio a un hombre y a una mujer, ni aun niñ@, ni a una raza,…Estamos viviendo en un sistema en el que a todo se le pone precio, o en el que todo parece que tiene un precio, los valores, la muerte,  la vida, al amor,…

Otra frase que me llamo la atención: Las mujeres estamos por encima de rebajarnos  a cuestiones de nivel social, acaso no somos parte de esa sociedad. Si no somos parte no tendremos voz y por lo tanto no es que estemos por encima sino que somos literalmente invisibles. 

Otra frase: No puede luchar porque formas parte del sistema. Esto es una  creencia, porque aunque es cierto que tod@s fórmanos parte del sistema, de la sociedad si no hubiésemos luchado por ciertos derechos, ciertos valores viviríamos como verdaderos barbaros, cavernícolas,…

El mundo que conocemos esta construido por creencias heredadas.


Texto original de: Mª Asun Contreras























jueves, 9 de enero de 2014

EXPERIENCIA CUMBRE
Erase que se era una bonita mañana de primavera, una pareja había hecho planes y como suele ocurrir no se realizaron, él no quería, puso excusa y discutieron, ella se marcho enfada, y dispuesta a que nada, ni nadie le amargase aquel estupendo día de primavera.
Se fue a pasear, su mente insistía en revivir y recordar la discusión, el enfado y el cabreo, mientras ella disfrutaba de los rayos de sol.
No se sabe cuando dejo de ser su mente, sus pensamientos, su enfado, para ser el árbol con sus hojas bailan por la suave brisa al sol.
Cuando soy la madre que amamanto a mi bebé sintiendo el placer, su  olor, o cuando soy el bebé saboreando el néctar y el latido familiar y acompasado.

Cuando era el anciano pasean con su cachaba, con sus pensamientos de juventud y sus dolores de vejez.


Cuando soy el perro oliendo la hierba y jugaba con la pelota que muerdo con una mezcla de rabia y de placer,  y que luego devuelvo a mi dueño para que me la tire de nuevo, y darme otra carrera y unos cuantos saltos más.
Soy la margarita, que recogía una niña, o tal vez soy  la niña entregándosela a su madre, y jugando “a me quieres o no me quieres”.
Ve y siente , soy el nonato, oído, me nuevo, “me has dado una patadita, siente como se mueve tu hermanito” le dijo a mi hija
Cuando era el sol radiante jugando con la sombras, o con las nubes como dulce de algodón.
Cuando era la ría con sus remeros y sus piraguas o simplemente una gota de agua.
Cuando era el niño que andaba en bicicleta, el deportista corriendo y recorriéndole cada gota de sudor, el esfuerzo, la fuerza.
En todos y en cada uno de esos instantes lo era todo y cada una de esas cosas, las campañas del reloj, las agujas con su lento y rápido movimiento, no había tiempo, no había espacio, no había ego, no había nada y en cambio era, soy  y estoy en todas y cada una de las personas, de las cosas sintiendo, siendo, viviendo.


En unos momentos era pasado, en otros era presente, y en otros era futuro, en cada instante lo que me rodeaba cambiaba dependiendo de los ojos del observador, era los ojos de los ancianos que veían otro paseo, otras casas, otras caras, era los ojos cerrados de nonato que me mostraban otro paseo, otros edificios, otras vida en mi vida.
Texto original de: Mª Asun Contreras